martes, 17 de julio de 2012

LAS CALLES DE VILLA ARGENTINA (FCIO. VARELA) OTRO BARRIO OLVIDADO

Después del asesinato de la Dra. Keszler, se movió la comunidad y algunos funcionarios municipales y concejales que sin saber nada de seguridad y sin haber hecho nada por ella, se apersonaron en la Comisaría 2da. junto al Jefe de la Policía distrital, únicamente para presionar más a una policía cansada del apriete político por lo cuál ya no actúa y con la finalidad frenar la cantidad de demandas que la gente les hace cada dia, lo que se busca no es aportar a la seguridad, si no parar el creciente descontento ante una elección de 2013 que ya presumen adversa. 

Lo único que lograron fué el repudio de la gente y la denuncia del accionar de los jefes policiales que tratan a la gente como si fueran delincuentes, cuando son quienes les dan de comer cada dia y eso lo saben quienes  buscan como coimear, como meter adicionales truchos en cada supermercado, es decir como hacer caja cada dia, una caja a la que muchos comisarios no son ajenos, no se camina la calle para detectar el delito, para hacer inteligencia operativa que esta permitida, la caminan más para acrecentar su patrimonio, para apretar al taller mecánico que no esta en regla, manguear en la carnicería, en la panadería y hasta en el quiosco de diario, de la seguridad "minga".

En el Municipio, los encargados de la "seguridad" no pueden ni implementar nuevamente los foros, no tienen  diseñado un mapa del delito y no conocen otra cosa que echarle la culpa de todo a la policía; los concejales -en general- no son capaces de promover una Ordenanza que minimamente sirva para ayudar a mejorar  la seguridad de cada barrio y para eso no hace falta tener estado policial, hace falta poner la plata del contribuyente donde corresponde.

Le dan más importancia los Intendentes a la pugna política que generó la Presidenta y cuya cabeza de ariete es Mariotto, Aníbal Fernández y otros varios, para destituir al gobernador Daniel Scioli o forzarlo a renunciar, que al tema más espinoso de la seguridad ciudadana y asi se retiro a la Gendarmería Nacional de la Provincia de Buenos Aires, en tanto el Intendente Pereyra compra patrulleros para el Municipio que dice ocupará la Gendarmería Nacional, pero el problema no es la falta de patrulleros, el problema son las calles del barrio, las luces, los pavimentos hecho pedazos, la falta de trabajo real y concreto, ese es el lugar dónde los políticos deben volcar su esfuerzo, no otro, asi se coadyuba a brindar mayor seguridad y menos impunidad para el delincuente, no es rasgandose las vestiduras con los Derechos Humanos que no cumplen, que van a solucionar el problema de la inseguridad reinante, si no con una mirada amplia de ellos donde los pobres también tienen derechos humanos y no merecen vivir sin trabajo y en las condiciones en que viven desde hace veinte años en Villa Argentina, otro barrio olvidado de Florencio Varela.

Las fotos corresponden a la calle 531 al 2000 del citado Barrio ¿se puede vivir así? ¿puede por allí transitar un patrullero? la mayoría de las calles del barrio están asi o peor. Hay que repensar el voto en 2013 y cambiar de fondo este estado de cosas y solamente se puede cambiando a los políticos que hoy detentan un poder popular al que no le responden y si no lean las declaraciones del Senador Aníbal Fernández al negro Oro "a mi me votaron el 44% de los bonaereneses, entonces hago lo que se me antoja, lo que me viene en gana...", para muestra basta un botón, asi piensan todos en el Kirchnerismo, Cristinismo o como lo quieran llamar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada